Una lectura obligada para quienes creemos en este tipo de crianza. No recomendado para quien cree en la eficacia de la violencia (aún en su forma más leve) física o verbal como método educativo....